Licenciatura en Seguridad y Salud Ocupacional

Justificación
La Seguridad y Salud en el trabajo no es una preocupación nueva para el hombre. Con
la primera revolución industrial las actividades laborales estuvieron más expuestas a
condiciones perjudiciales para la salud. La relación trabajo - salud se estableció como
tema de análisis y preocupación, sin embargo, las acciones en general fueron correctivas
en el mejor de los casos.
Es al momento del desarrollo de la segunda revolución industrial, cuando en los países
desarrollados se inician actividades preventivas sistemáticas de estudio del ambiente
laboral y las prácticas de trabajo para modificarlos, a los efectos de evitar o limitar la
exposición a los riesgos, proteger la salud y evitar pérdida de recursos.
Avanzada la mitad del siglo XX, se agregó a la temática, no sólo la tecnología para
gestionar de manera más científica la prevención, planificación, control, en la seguridad y
salud, sino también la preocupación ambiental.
En la actualidad, el trabajo de un individuo interactúa no solamente con ambientes de
trabajo cambiante y expuesto a diferentes riesgos, y algunos de ellos pueden tener
impacto global, sino que el propio trabajo puede generar esos resultados. Las medidas de control en el lugar de trabajo pueden proteger al mismo tiempo el ambiente inmediato, además de conllevar un ahorro de materiales y energía. La relación de la seguridad y salud en el trabajo con el medio ambiente y el desarrollo sostenible ha comenzado a tener una importancia creciente. 

El conocimiento para tratar esta problemática, al igual que cualquier rama del conocimiento, está permanentemente evolucionando tanto cuantitativamente como cualitativamente, por lo que es necesario una adaptación permanente a las nuevas demandas sociales para preservar el ambiente laboral, de manera que los ocupados en él y el resto del mundo, puedan prevenir, reducir o aislar los riesgos de accidentes o enfermedades, que se deriven de la actividad laboral. Dentro del entramado institucional ocupado de esta problemática, es relevante notar el rol de la Organización Panamericana de la Salud, y la Organización Mundial de la Salud, las que coordinan esfuerzos a nivel continental y mundial, respectivamente, también en el ámbito de la seguridad y salud.

La OPS/OMS considera que el gozar del máximo grado de salud es un derecho y es
inaceptable que las personas pierdan la salud o incluso sus vidas por la realización de su
actividad laboral. Los accidentes y enfermedades ocupacionales son un sufrimiento humano para el trabajador y su familia, también gastos económicos para el sector productivo y la sociedad. La salud y el bienestar de la población trabajadora, son factores determinantes para el desarrollo.

En América Latina, muchos continúan expuestos a riesgos ocupacionales con una gran
variedad de factores y agentes peligrosos con alta siniestralidad laboral y enfermedades
ocupacionales. El alto porcentaje de trabajadores en el sector informal con condiciones
básicas inadecuadas, trabajo infantil, tecnologías obsoletas, son algunos factores de una
salud ocupacional preocupante y compleja.


De esa manera la OPS elaboró en 1998 el Plan Regional de Salud de los Trabajadores,
para eliminar o minimizar los agentes y factores de riesgo, coincidiendo con los principios
de la Estrategia Mundial para la Salud Ocupacional para Todos de la OMS (Organización

 

 PLAN DE ESTUDIOS

 

 Resolución Ministerial